El Tiempo en Cala d'Or, Mallorca

 

La isla de Mallorca es el único lugar del mundo donde la temperatura en el fondo del mar nunca desciende por debajo de 13 º. 
El mar regula el clima de la isla y significa que las variaciones de temperatura no son tan radicales como lo son en las masas de tierra continentales en la misma latitud. Viajando entre 300 y 400 km al norte o al sur, nos encontramos con el continente europeo, que se enfría drásticamente en invierno, y el cálido desierto del Sahara, respectivamente, un hecho que influye en las características únicas del clima de Mallorca.

La característica brisa procedente del mar se conoce como el Embat; este viento se forma localmente y es un resultado del calentamiento de la tierra en contraste con la temperatura del mar regular. El aire que se calienta por encima de la tierra tiende a subir y por lo tanto el aire del mar más frío se desplaza hacia la isla. Esto hace que las temperaturas diurnas en verano no sean especialmente duras en la costa, siempre y cuando los vientos marinos que soplan en contra del Embat no lo superen.

El mar mallorquín es profundo, tranquilo y relativamente cálido, con temperaturas superficiales que alcanzan los 26 º C en agosto y se mantienen por encima de 14 º C en invierno.